AUMENTO DE SENOS

La cirugía de aumento de senos, también conocida como mamoplastia de aumento, es una de las intervenciones más solicitadas por las mujeres de todo el mundo.

IMÁGENES ANTES Y DESPUES DE LA AUMENTO DE SENOS

La mamoplastia de aumento es la técnica quirúrgica que se emplea para mejorar el tamaño y la forma de los senos de la mujer. También en muchas ocasiones se realiza con la idea de corregir asimetrías.


Las candidatas a la cirugía de aumento de pechos son pacientes que presentan una hipoplasia mamaria (falta de desarrollo de la glándula mamaria), mujeres que han sufrido una disminución del tamaño de sus senos (después de un embarazo, pérdidas de peso, etc.) o también para corregir asimetrías.


En la primera visita de consulta de un aumento de senos, en la que la paciente expone sus expectativas, el cirujano valorará el tipo de mama de la paciente, tamaño de las areolas, calidad de la piel, estructura del tórax, la cantidad de glándula o panículo adiposo, o la posible existencia de malformaciones. Se analizará con la paciente sus expectativas en cuanto a tamaño y forma.


El aumento de senos se realiza mediante unos implantes especialmente diseñados para esta finalidad, la mayoría de los cuáles están rellenos de gel cohesivo de silicona. Los implantes más utilizados últimamente son los llamados “anatómicos”, que tienen forma de gota y recrean mejor la forma natural de la mama.


PREOPERATORIO

Para el aumento de mamas debe valorarse el estado general de la paciente basándose en sus antecedentes patológicos, medicación actual, posibles intervenciones quirúrgicas anteriores, hábitos tóxicos (tabaco), etc.

Será necesaria realizar una analítica general, RX de tórax y ECG, y en ocasiones una mamografía.

También se realizarán fotografías preoperatorias, que nos ayudarán antes, durante y después de la operación de aumento de mamas o mamoplastia de aumento.

TÉCNICA QUIRÚRGICA

La intervención de aumento de senos debe ser practicada en una clínica u hospital. Generalmente se realiza bajo anestesia general.
La incisión puede localizarse, dependiendo de la anatomía del paciente y de las preferencias del cirujano plástico, en la axila, alrededor de la areola mamaria o bien a nivel del surco submamario. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible.
La prótesis puede ir colocada en un bolsillo localizado debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral, dependiendo de las características físicas del paciente.
Al final de la intervención de aumento de mamas se coloca un drenaje y un vendaje que deberá mantenerse durante las primeras 24 horas.
La colocación de prótesis mamarias puede requerir un tiempo aproximado de 2 horas, y precisa un ingreso en clínica de 24 horas.


POSTOPERATORIO

Al día siguiente de la intervención de aumento de senos se retiran los vendajes y se coloca un sujetador sin costuras que deberá llevarse durante 4 semanas. En algunos casos se requiere la utilización de una banda elástica.
Los puntos se retiran a los 7 días tras la operación.
Es recomendable que la paciente guarde reposo relativo en los primeros días. Podrá incorporarse al trabajo a la semana de la intervención.
Puede existir cierto dolor en el caso de la colocación de la prótesis en el bolsillo subpectoral que se controla fácilmente con analgésicos.
Durante las primeras semanas posteriores a la colocación de prótesis mamarias puede presentar hinchazón y cambios en la sensibilidad del pezón de forma temporal.
Posteriormente no será necesario llevar el sujetador durante todo el día y podrá empezar hacer ejercicio físico.


PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE AUMENTO DE SENOS

Qué complicaciones puede tener un aumento de mamas?
La cirugía de aumento mamario es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados.
En el aumento mamario, la complicación más frecuente es la contractura capsular, que ocurre cuando el tejido que se forma alrededor del implante después de su colocación, se contrae en exceso y se engruesa, haciendo que la mama se vuelva más dura. Puede ser tratada de diversas maneras, requiriendo en ocasiones extirpar dicha cicatriz interna, e incluso, recambiar la prótesis.
Otra complicación , propia de cualquier cirugía es el hematoma que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada.
Algunas mujeres notan los pezones más o menos sensibles, e incluso, sin sensibilidad. Estos cambios suelen ser temporales, aunque en unos pocos casos serán permanentes.
Es extraordinariamente infrecuente que las prótesis pueden romperse
La infección es otra complicación extremadamente inusual.



Podré dar el pecho después de un aumento mamario?
Si. La simple colocación de una prótesis de mama sin añadir ningún otro procedimiento como pueda ser una mastopexia, no altera la estructura interna del pecho ni afecta a los conductos galactóforas, por lo que su funcionalidad no se verá afectada.



De qué depende que se pierda la sensibilidad?
La sensibilidad del pecho y más concretamente de la zona de la areola y el pezón, depende de unos nervios sensitivos llamados intercostales, wue como su nombre indica, atraviesan los músculos intercostales, llegan a la superficie de la piel y hacen todo un entamado nervioso sensitivo alrededor de la areola. Durante la intervención, estos nervios pueden dañarse, especialmente cuando se colocan prótesis mamarias demasiado grandes. Este es otro motivo por el que aconsejamos no poner prótesis demasiado grandes.
El echo de que se haga un corte en el borde inferior de la areola cuando se utiliza la via periareolar, no tiene ningún efecto sobre ese posible problema.



Tipos de prótesis para un aumento de pecho
Existen muchos tipos de prótesis válidas para un aumento de pecho. Algunas diferencias tienen que ver con el tipo de seno que queremos conseguir, el que será más favorecedor para la paciente, y otras tienen que ver con la calidad de los materiales con las que están fabricadas.
En rasgos generales, las prótesis pueden ser redondas o anatómicas, siendo éstas últimas de mejor calidad y generando unos resultados más óptimos que las primeras En lo relativo a la textura, existen dos tipos de prótesis, las lisas y las rugosas.
La calidad de los materiales es muy importante. Las prótesis se distinguen por estar recubiertas de silicona o de poliuretano.
Por último, el material interno también es un factor a tener en cuenta. Las prótesis para aumento de pecho más antiguas estaban fabricadas con gel líquido, que corría el riesgo disiparse por la mama en caso de rotura. Para solucionar este inconveniente, actualmente se fabrican las prótesis con gel cohesivo, material que no se disemina por el seno en caso de que se rompiese la cubierta de dichas prótesis



Cuanto dura una prótesis mamaria?
Muchas pacientes se preguntan sobre la durabilidad de las prótesis cuando piensan en un aumento de pecho.
Las prótesis antiguas, fabricadas con gel líquido, tenían una durabilidad limitada y era necesario reemplazarlas entre los 10 y los 12 años. Actualmente, las prótesis se fabrican con gel cohesivo, lo que significa que en caso de rotura de una prótesis, su contenido no se esparcería fuera de la cubierta de la prótesis.
Esto, unido al echo de que las cubiertas que envuelven una prótesis son de una calidad muy superior y también al proceso de fabricación de estas prótasis, las convierten en un material de mucha más larga duración que las prótesis que se fabricaban anteriormente. una durabilidad

Los fabricantes aseguran que no es necesario reemplazarlas nunca, lo cual significa que una prótesis de alta calidad, como las que usamos en nuestra clínica, puede durar el resto de la vida de la paciente. No obstante, no hay estudios científicos que han podido comprobar aún que dichas prótesis puedan durar eternamente, ya que su fabricación es relativamente reciente.



Cómo elegir el tamaño de unas prótesis de mama?
Para elegir unas prótesis, deben tenerse en cuenta son una serie de factores importantes para que el resultado sea completamente natural.
Esa debe ser la base de cualquier aumento de pecho, la naturalidad. A algunas pacientes les cuesta entender esto ya que muchas veces se considera que un aumento de pecho debe notarse y que cuanto más grandes son, mejor. Ese concepto es erróneo, ya que lo natural es siempre más bello. Para decidir qué prótesis elegir para cada paciente tenemos en cuenta la estructura pectoral, la constitución y la calidad de piel que tiene la paciente. Es importante que la prótesis que vayamos a escoger armonice con el resto del cuerpo.
La piel de la paciente es un factor clave a la hora de elegir unas prótesis. Una paciente con la piel muy fina y de constitución delgada no aceptará unas prótesis demasiado grandes ya que el resultado será insatisfactorio, provocando antiestéticas deformidades o el tan temido “efecto Rippling”.



Qué es el efecto rippling en una intervención de aumento de pecho?
El efecto Rippling es un tipo de deformidad que se produce cuando la paciente es muy delgada y no ofrece suficiente cobertura a la prótesis. Si la prótesis que colocamos es demasiado grande, las ondulaciones de la superficie de la prótesis serán visibles en la superficie de la piel de la paciente.



Pruebas en el quirófano, el mejor modo de acertar con el tamaño de las prótesis para un aumento de pecho

Además de abordar la intervención ya con una idea del volumen que consideramos el más adecuado, bajo nuestra experiencia, la mejor manera de conseguir el tamaño idóneo para unas prótesis es probando en quirófano el resultado. Es decir, probamos diferentes tamaños y tipos de prótesis en ambos pechos para acertar con las que quedarán más naturales y corregirán las posibles asimetrías que tenían las mamas de la paciente. Existe la posibilidad que la paciente presente una asimetría interna en las mamas, es decir, una asimetría que no es perceptible a simple vista. Este tipo de problemáticas solo pueden verse en quirófano ya que son internas y pueden condicionar por completo el resultado final.
Por ese motivo, consideramos que la manera más fiable, honesta y con mejores resultados de probar una prótesis es hacerlo directamente en quirófano, donde puede corregirse cualquier contratiempo.



Se puede solucionar la caída de los pechos con la simple colocación de una prótesis mamaria?

El aumento de pecho no soluciona por sí solo su caída
Algunas pacientes creen que, si sufren de flacidez en el pecho o senos caídos, la implantación de una prótesis solucionará el problema. Se trata de un error.
Lo que produce la tersura de un seno, independientemente de su tamaño, es la calidad de la piel. La piel fina es más proclive a sufrir flacidez en relación a la piel más gruesa. Por tanto, la verdadera sujeción de la mama es la piel, no la glándula interna.
Para solucionar el problema de la flacidez lo ideal es practicar un aumento de pecho junto con una mastopexia, que es la cirugía concebida exclusivamente para corregir las mamas caídas.



MOTIVOS POR LOS QUE LAS PACIENTES DESEAN UN AUMENTO DE PECHO

Las mujeres que acuden a nuestra consulta solicitando un aumento de pecho pueden hacerlo por múltiples razones.
La principal y más frecuente es por un complejo, generalmente causado por unos pechos muy pequeños o incluso inexistentes. Esta condición, llamada hipoplasia mamaria, produce una gran inseguridad a las mujeres y normalmente éstas recurren a la cirugía para resolver su problema.
También tenemos muchas pacientes que, sin tener el pecho pequeño, deciden recurrir a ésta intervención para ganar voluptuosidad y crear un aspecto más curvilíneo, inducido en gran parte por los cánones de belleza contemporáneos.
Algunas mujeres optan por el aumento de pecho para corregir asimetrías en sus senos, lo que también puede producirles falta de autoestima y rechazo de su propia imagen corporal. Los embarazos provocan que las mamas pierdan firmeza debido al cambio brusco de peso que se produce al dar a luz. Eso genera muchas veces que el pecho aparezca caído y flácido. Por último, las malformaciones congénitas cerrarían la lista de motivos por los que las pacientes recurren al aumento de pecho. Las mamas tuberosas, generalmente con una hipoplasia mamaria asociada, son una de las malformaciones más comunes y más proclives a someterse a una intervención de éstas características.



Pedir cita

Tu mensaje se ha enviado correctamente
Hubo algun problema con el formulario

+34 932 058 334

Passeig de Gràcia, 60,
08007 Barcelona

drtaverna@drtaverna.com