ELEVACIÓN DE SENOS

La mastopexia es la técnica quirúrgica utilizada para elevar y remodelar los tejidos de los pechos caídos devolviéndole su firmeza, eliminando el exceso de piel y reduciendo el tamaño de las areolas.

IMÁGENES ANTES Y DESPUES DE LA ELEVACIóN DE SENOS

Factores como la edad, embarazo y lactancia o cambios importantes de peso o una falta de elasticidad de la piel, pueden provocar pechos caídos, aunque estos no presenten un problema de exceso de tamaño. Este problema es conocido como ptosis mamaria. Esta ptosis mamaria se caracteriza por un descenso de la areola y el pezón por debajo de su posición original, un polo superior de las mamas vacío y un exceso de piel.


La intervención de mastopexia o elevación mamaria es la técnica quirúrgica que devuelve a la mama un aspecto joven, elevando las areolas, rellenando el polo superior del pecho y eliminando el exceso de piel.


En algunas ocasiones cuando la mama además de caer ha perdido volumen, será necesario la colocación de una prótesis mamaria en el curso de la misma intervención de mastopexia para realzarlo y devolverle la consistencia que deseamos.


ANTES DE LA CIRUGIA

En la primera entrevista con el cirujano se debe valorar el grado de caída de la mama y la elasticidad de la piel. Debe valorar en ese momento la necesidad o no de colocar una prótesis dependiendo de las expectativas de la paciente ya que en muchas ocasiones con sus propios tejidos no se podría conseguir el volumen que ella desea. También se le explicará la situación de las cicatrices resultantes que dependerán de la técnica de mastopexia utilizada.



PREOPERATORIO

Antes de realizar una mastopexia, debe valorarse el estado general de la paciente basándose en sus antecedentes patológicos, medicación actual, posibles intervenciones quirúrgicas anteriores, hábitos tóxicos (tabaco), etc.
Será necesaria realizar una analítica general, RX de tórax y ECG, y en ocasiones una mamografía.
También se realizarán fotografías preoperatorias, que nos ayudarán antes, durante y después de la operación.



TÉCNICAS QUIRÚRGICAS

La intervención de elevación de mamas debe realizarse en quirófano y bajo anestesia general. Existen diversas técnicas para devolver a los senos una forma estéticamente correcta .
La técnica que utilicemos, dependerá sobre todo, del grado de caída de la mama y de la calidad de la piel. Las incisiones delimitan la parte de la piel de la mama que se va a eliminar y determinan la posición más elevada donde irá colocado el pezón y la areola. Cuando el grado de caída es pequeño estas incisiones se localizarán únicamente alrededor de la areola. Si el grado de caída de mamas es mayor, será necesario realizar otra incisión vertical desde la areola hasta el surco submamario.
En aquellos casos en que el grado de caída es importante y existe una mala calidad de piel, se precisará otra incisión a lo largo del surco submamario. En caso de que fuese necesario colocar una prótesis mamaria, está puede ir colocada debajo o en encima del musculo pectoral (para más información sobre prótesis mamarias consulte la intervención de aumento mamario).
La intervención de mastopexia tiene una duración aproximada de 2 a 3 horas y precisa un ingreso en clínica de 24 horas.



POSTOPERATORIO

Al día siguiente de la intervención se retiran los vendajes y se coloca un sujetador sin costuras que deberá llevarse durante 4 semanas.
Las suturas se retiran entre los 7 – 10 días tras la operación y se inicia el tratamiento estético de las cicatrices para que en el futuro sean lo más imperceptibles posibles.
Debe limitar las actividades físicas fuertes durante unas semanas, hasta que se recupere de la operación.
La mayoría de las molestias posteriores a una mastopexia se controlan bien con la medicación, aunque las mamas pueden doler durante los primeros días. Es normal que persista una inflamación que irá remitiendo durante las primeras semanas.
Es posible que, al principio, tenga la sensación de que sus mamas están demasiado hinchadas y altas. A medida que la inflamación vaya disminuyendo y los tejidos vayan cediendo éstas se irán colocando en su posición natural.
Las cicatrices tienen al principio un aspecto rosado. A partir del 2º o 3º mes van mejorando estéticamente. El aspecto definitivo de estas cicatrices es variable, dependiendo de las características de la piel de cada persona



Pedir cita

Tu mensaje se ha enviado correctamente
Hubo algun problema con el formulario

+34 932 058 334

Passeig de Gràcia, 60,
08007 Barcelona

drtaverna@drtaverna.com