GINECOMASTIA

La ginecomastia es el aumento patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre.

IMÁGENES ANTES Y DESPUES DE LA GINECOMASTIA

La aparición de una Ginecomastia, puede ocurrir en cualquier momento de la vida de un hombre, desde la pubertad hasta la vejez.


Puede ser debido a distintas causas, como un exceso en la producción de hormonas femeninas o bien a la disminución en la producción de hormonas masculinas. También puede ser debido a la ingestión de distintos tipos de substancias, como, por ejemplo, anabolizantes. En otras ocasiones puede ir ligado a otras enfermedades, o bien a un simple aumento de peso.


Puede ser de contenido graso, glandular o mixto.


En la mayoría de ocasiones es bilateral, aunque a veces se presenta de forma unilateral.


En cualquier caso, la mayoría de hombres afectados por esta alteración, recurren al cirujano plástico por el complejo que les provoca. El objetivo es recuperar el concepto normal de imagen masculina.


PREOPERATORIO

Es necesaria una cuidadosa historia clínica preguntándole al paciente qué tipo de medicación ha estado tomando últimamente, la edad de inicio de aparición del problema, la presencia o no de dolor, la ganancia o pérdida de peso en los últimos tiempos, etc. También será necesaria realizar una mamografía para saber si el contenido de las mamas es graso, glandular o de componente mixto.
En el caso de que el tratamiento sea quirúrgico, también se realizarán las pruebas habituales como una analítica general, RX de tórax y ECG.
Son importantes también las fotografías preoperatorias.



TÉCNICAS QUIRÚRGICAS

La técnica utilizada variará en función del grado de ginecomastia y de su componente. En cualquier caso, puede realizarse con anestesia local y sedación o bien bajo anestesia general. Cuando el contenido de la mama es únicamente graso puede solucionarse mediante la técnica de liposucción y a través de una simple incisión a nivel del pliegue axilar. En los casos en los que haya un importante componente glandular tras la aspiración se hace una resección de los restos glandulares a través de una incisión en el borde inferior de la areola. La intervención nunca tiene una duración superior a 1 hora y media. Puede hacerse de manera ambulatoria o bien con un ingreso en clínica de 24h.



POSTOPERATORIO

A las 24h se retira el vendaje y se sustituye por una venda de compresión que se recomienda llevar durante 3 o 4 semanas. Durante este tiempo se recomienda unos masajes de drenaje linfático. Pueden aparecer hematomas que desaparecerán durante las 2 primeras semanas posteriores a la cirugía. Pasadas 4 semanas puede iniciar ejercicios físicos y tomar el sol.



Pedir cita

Tu mensaje se ha enviado correctamente
Hubo algun problema con el formulario

+34 932 058 334

Passeig de Gràcia, 60,
08007 Barcelona

drtaverna@drtaverna.com