MAMAS TUBEROSAS

Las mamas tuberosas son una malformación mamaria que en algunos casos implican una importante afectación psicológica de la mujer que la padece afectando a sus relaciones personales

IMÁGENES ANTES Y DESPUES DE LA MAMAS TUBEROSAS

Las mamas tuberosas o constreñidas son consecuencia de una limitación de los diámetros de la mama durante su desarrollo, lo cual provoca que el tejido mamario no pueda expandirse correctamente ya que no tiene espacio para hacerlo, por lo que queda demasiado compacto y tenga tendencia a herniarse en el interior de la areola ya que ésta es la parte de la mama en la que la piel es más débil.


Las mamas tuberosas, también llamada mamas tubulares se caracterizan por ser mamas con surcos submamarios estrechos y demasiado altos, lo que hace que las mamas estén muy separadas entre si, con todo el tejido mamario concentrado debajo de las areolas y generalmente con areolas también excesivamente grandes.


Es muy importante el diagnóstico correcto de este tipo de malformación ya que muchas mujeres que acuden solicitando un aumento mamario presentan este tipo de problema en mayor o menor grado. Incluso en casos menores pueden pasar desapercibidos


Existe otro tipo de mamas, similares a las tuberosas, llamadas mamas caprinas. A diferencia de las tuberosas, poseen un surco submamario más ancho longitudinalmente, pero son cortas en sentido vertical. Todo ello hace que su aspecto se asemeje a las de una cabra, de ahí el nombre de caprinas


Ambos tipos de pecho suelen tener tendencia a caer, debido a sus características anatómicas.


Muchas de estas mamas presentan además una asimetría entre sí.


PREOPERATORIO

Como siempre es muy necesaria una exploración minuciosa y un correcto diagnóstico de los distintos grados de mamas tuberosas para poderle explicar detalladamente a la paciente la naturaleza de su problema, los motivos por los cuales presenta esta malformación y las reales posibilidades de corrección ya que en casos muy importantes, la corrección de unas mamas tuberosas es de difícil solución y no siempre es posible conseguir el tamaño de pecho que desea la paciente.
Será necesario realizar una analítica general, RX de tórax y ECG, y en ocasiones una mamografía.
También se realizarán fotografías preoperatorias, que nos ayudarán antes, durante y después de la operación.



TÉCNICAS QUIRÚRGICAS

Esta intervención debe realizarse siempre bajo anestesia general y en un quirófano.
La intervención de las mamas tuberosas consiste en:
1. Ampliación de los diámetros de la mama que estaban limitados por la estrechez del surco submamario.
2. Descompresión y reestructuración de todo el contenido mamario.
3. Reducción de las areolas, en caso de ser necesario.
4. Elevación, en los casos de ptosis o caída del pecho.
5. En la mayoría de ocasiones será necesaria la colocación de prótesis, no solopara aumentar el tamaño sino también para expandir la glándula.
Las cicatrices resultantes dependerán del tipo de tuberosidad que se presente. Podemos ir desde una simple cicatriz periareolar (clásica de aumento de pecho normal), hasta una cicatriz vertical o en T invertida.



DURACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

La duración de esta intervención es variable dependiendo del grado de deformidad de cada caso que implica una mayor dificultad quirúrgica. Pueden ir desde 1,5 horas en los casos más sencillos, hasta 4 horas en los casos más complejos, si queremos conseguir un excelente resultado.
El ingreso en clínica será de 24h.



POSTOPERATORIO

Al día siguiente de la intervención se retiran los vendajes y se coloca un sujetador sin costuras que deberá llevarse durante 4 semanas.
En algunos casos se requiere la utilización de una banda elástica. Los puntos se retiran a los 7 días tras la operación. Es recomendable que la paciente guarde reposo relativo en los primeros días. Podrá incorporarse al trabajo a la semana de la intervención.
Puede existir cierto dolor en el caso de la colocación de la prótesis en el bolsillo subpectoral que se controla fácilmente con analgésicos.
Durante las primeras semanas puede presentar hinchazón, moratones, cambios en la sensibilidad del pezón y sensación de picor temporal. Posteriormente no será necesario llevar el sujetador durante todo el día y podrá empezar hacer ejercicio físico.
Debe tenerse en cuenta que la forma definitiva tras la corrección de unas mamas tuberosas, se irá obteniendo con el tiempo ya que ha sido necesaria una remodelación de la glándula y la mama tiene que ir adaptándose a su nuevo volumen y estructura.
La corrección de las mamas tuberosas se trata de una problemática compleja, pero los resultados, si se hace un análisis correcto de cada caso, son muy satisfactorios. En caso contrario pueden quedar secuelas difíciles de corregir.



Pedir cita

Tu mensaje se ha enviado correctamente
Hubo algun problema con el formulario

+34 932 058 334

Passeig de Gràcia, 60,
08007 Barcelona

drtaverna@drtaverna.com