REDUCCIÓN DE SENOS

La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

IMÁGENES ANTES Y DESPUES DE LA REDUCCIóN DE SENOS

Unos pechos demasiado grandes pueden ser causa de problemas no solo estéticos sino también los debidos a su peso excesivo, como dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama e incluso problemas respiratorios.


Por otra parte, la hipertrofia de mamas puede limitar ciertos aspectos de la vida de la paciente, como la práctica de deportes o su vida social, especialmente en mujeres jóvenes, en las que pueden ser causa de causa de un importante complejo.


La reducción de pecho o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico destinado a disminuir el tamaño de las mamas, para proporcionarlas al resto del cuerpo de la mujer, adaptándolas también a sus necesidades.


Una mamoplastia de reducción consigue reducir y remodelar las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel. También puede reducirse la areola y pezón.


Esta intervención debe realizarse cuando las mamas ya están completamente desarrolladas.


ANTES DE LA CIRUGIA

En la primera visita, el cirujano debe valorar el tamaño y forma de las mamas, grado de caída, elasticidad de la piel, consistencia de la glándula mamaria y posibles asimetrías.
Se le explicarán las diversas técnicas quirúrgicas de reducción de mamas que pueden utilizarse aconsejándole la más idónea para su caso. También se le explicarán las posibles complicaciones que tiene dicha cirugía.
Es importante que la paciente explique cuales son sus deseos y expectativas. También cuales son sus hábitos o si es fumadora o no y si toma alguna tipo de medicación.



PREOPERATORIO

Antes de realizarse una reducción de mamas debe valorarse el estado general de la paciente basándose en sus antecedentes patológicos, medicación actual, posibles intervenciones quirúrgicas anteriores, hábitos tóxicos (tabaco), etc.
Será necesaria realizar una analítica general, RX de tórax y ECG, y en ocasiones una mamografía.
También se realizarán fotografías preoperatorias, que nos ayudarán antes, durante y después de la operación.



TECNICA QUIRURGICA

La intervención de reducción de mamas debe realizarse siempre en quirófano y bajo anestesia general.
Existen diversas técnicas para conseguir la remodelación de la mama. La selección de la técnica más adecuada dependerá de la valoración que se ha realizado previamente de las mamas y de las preferencias del cirujano.
Generalmente las incisiones se localizan alrededor de la areola y en una línea vertical hacia abajo desde la areola hasta el surco submamario.
Si el volumen a reducir o el grado de caída de la mama son muy importantes será necesario realizar otra incisión localizada a lo largo del surco submamario. A través de estas incisiones se extirpa el exceso de grasa y tejido mamario remodelándose la mama, se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición y se extirpa el exceso de piel para adaptarla al nuevo volumen. La mamoplastia de reducción tiene una duración aproximada de 3 horas y precisa un ingreso en clínica de 24 horas.



POSTOPERATORIO

Al día siguiente de la intervención se retiran los vendajes y se coloca un sujetador sin costuras que deberá llevarse durante 4 semanas.
Las suturas se retiran entre los 7 – 8 tras la operación . Hasta este momento, no se deben mojar las heridas ni tocarlas. Inmediatamente después ya se inicia el tratamiento estético de las cicatrices mediante la aplicación de una serie de productos que se le indicaran para que éstas sean en un futuro lo más imperceptibles posible.
La mayoría de las molestias postoperatorias se controlan bien con la medicación, aunque las mamas pueden doler durante los primeros días. Nosotros aconsejamos realizar masajes de drenaje linfático para facilitar que la inflamación y las molestias posteriores a una reducción de mamas, desaparezcan lo antes posible.
Al principio es normal que se vean las mamas demasiado altas y rígidas. Esto ira modificándose a lo largo de las semanas siguientes, en que las mamas adquirirán una consistencia y aspecto mucho mas natural hasta su resultado definitivo.
Debe limitar las actividades físicas fuertes durante unas semanas, hasta que se recupere de la operación.
Debe evitarse la exposición al sol durante el primer mes posterior a la cirugía.
Para valorar el aspecto definitivo de las cicatrices, deberemos esperar unos 6 a 7 meses.



PREGUNTAS FRECUENTES

Que riesgos tiene una reducción de mamas?
En el postoperatorio inmediato, debemos controlar que no haya ninguna colección de sangre o hematoma. Es por ese motivo por el que es aconsejable colocar unos drenajes durante las primeras 24horas, hasta el momento en que la paciente es dada de alta.
Posteriormente, la mayor preocupación es el aspecto de las cicatrices, que en algunos casos pueden ser inestéticas.
En ocasiones puede haber una reducción de la sensibilidad de la areola y el pezón.
Raramente es necesaria una corrección quirúrgica para solucionar un problema de asimetría.


Podre dar el pecho después de esta cirugía?
Generalmente, en el curso de una reducción de mamas se cortan conductos galactóforos, por lo que la lactancia puede verse posteriormente comprometida.


Cuando tendrán los pechos un aspecto definitivo?
Aproximadamente a los 2- 3 meses


Podre hacer top-less?
Las cicatrices tendrán un aspecto rosado al principio, lo que puede durar unos 6 meses. Durante ese periodo es aconsejable no exponerlas directamente al sol.


Cuando podre coger un avión?
A los 3,4 dias


Pedir cita

Tu mensaje se ha enviado correctamente
Hubo algun problema con el formulario

+34 932 058 334

Passeig de Gràcia, 60,
08007 Barcelona

drtaverna@drtaverna.com