OTOPLASTIA

La otoplastia o intervención plástica de las orejas, se realiza para corregir los pabellones auriculares prominentes (también llamadas orejas en asa o soplillo) o bien corregir el tamaño de las mismas.

IMÁGENES ANTES Y DESPUES DE LA OTOPLASTIA

La deformidad de las orejas es una cuestión de herencia genética y no tiene causa bien conocida. Si bien la mayor parte de las intervenciones de otoplastia se llevan a cabo en niños/niñas entre los 6 y 14 años, a fin de evitar el acoso psicológico por parte de los compañeros, también es frecuente la cirugía estética de las orejas en adultos obteniéndose los mismos resultados estéticos.
Este defecto, puede ser debido a dos causas distintas: O bien porque la oreja está “desplegada”, es decir, por ausencia de pliegue natural del cartílago en su parte central llamada antehélix, o bien porque la oreja está “despegada”, como consecuencia de que el cartílago en su unión con el craneo (concha) es demasiado alto y da el aspecto de que las orejas se separan de la cabeza.


TÉCNICA QUIRÚRGICA

La técnica de otoplastia más comúnmente utilizada se realiza mediante una incisión (corte) detrás de la oreja para poder exponer el cartílago que se remodelará colocando unos puntos de material no reabsorvible, hasta darle la forma deseada.
En los casos en que las orejas en asa sean debidas a una concha demasiado alta, estos puntos se colocarán de manera que unan ese cartílago al craneo, dando el efecto de que las orejas quedan más cerca de la cara.
En ambos casos, al final se sutura la incisión que habíamos hecho, de manera que la cicatriz resultante quede escondida en la parte posterior de la oreja, en su pliegue natural.

La otoplastia se realiza en clínica, en régimen ambulatorio si es bajo anestesia local con sedación intravenosa. Si su hijo/a es pequeño, el cirujano le recomendará anestesia general y en esos casos se recomienda permanecer un día ingresado/a.
La duración de la cirugía de orejas será aproximadamente de una a dos horas.



RECUPERACIÓN

Las orejas del paciente serán vendadas después de la otoplastia mediante un vendaje elástico bien protegido. Este vendaje se retira a las 24 horas.
Los puntos se retiran al cabo de 7 días, aunque pueden mojarse a partir de las 24h posteriores a la otoplastia.
Las orejas estarán ligeramente inflamadas durante unos días.
Se administrarán analgésicos durante los primeros días en caso de que éstos fueran necesarios.
Los adultos pueden volver a trabajar a los dos días después de la intervención de otoplastia. Los niños pueden volver al colegio a los siete días después de la cirugía, pero vigilando evitar golpes durante unas semanas.
Se recomienda dormir los primeros días con una cinta ancha y suave que proteja las orejas.
La cirugía también puede corregir los lóbulos muy largos, rasgados, estrechos…

También puede hacerse una reducción del tamaño de aquellas orejas que sean demasiado grandes.



Pedir cita

Tu mensaje se ha enviado correctamente
Hubo algun problema con el formulario

+34 932 058 334

Passeig de Gràcia, 60,
08007 Barcelona

drtaverna@drtaverna.com