HILOS TENSORES

Combatir la flacidez sin cirugía

Los hilos tensores están compuestos por Polidioxanona (PDO) o Acido Poliláctico. Se trata de un material reabsorbible y altamente seguro.


Se colocan con una micro aguja o cánula siguiendo la trayectoria o líneas de tensión en la zona que se quiere reafirmar. Producen un lifting biológico auto inducido no quirúrgico que mejora la flacidez o descolgamiento sin cortes y sin suturas. Es decir, ayudamos a los tejidos a sostenerse mediante una malla que nuestro cuerpo reabsorberá sin problemas.


El efecto tensor se nota inmediatamente, pero es a partir del primer mes y hasta 3 meses que actúan induciendo la producción de fibroblastos y colágeno alrededor del hilo implantado, siendo la propia piel la que genera como unos nuevos "hilos" naturales de colágeno.


El hilo se reabsorbe en 6 meses, pero al perdurar los hilos resultantes de la fibrosis natural, los efectos pueden mantenerse de 12 a 18 meses, dependiendo del estado de la piel, grado de descolgamiento y del número de hilos implantados.


TÉCNICA

La técnica es sencilla y su duración es de 30 minutos aproximadamente. Es prácticamente indolora, precisando sólo anestesia tópica en crema en la zona a tratar. Tras el implante puede aparecer una ligera inflamación, rojez en la zona tratada y algún hematoma leve, efectos que desaparecen al poco tiempo.

Entre sus indicaciones están principalmente la redefinición del óvalo de la cara y descolgamiento de cuello, aunque hay otras zonas tanto faciales como corporales que pueden requerir su utilización, como la cara interna de brazos o piernas. Se trata de una técnica mínimamente invasiva y combate la flacidez en casos leves o en sus primeros estadios.



Pedir cita

Tu mensaje se ha enviado correctamente
Hubo algun problema con el formulario

+34 932 058 334

Passeig de Gràcia, 60,
08007 Barcelona

drtaverna@drtaverna.com